PARA TRABAJADORES AMBICIOSOS

< TRABAJADORES AMBICIOSOS >

¿Estás insatisfecho con tu situación laboral? ¿Quieres dar un giro a tu carrera profesional? Te invitamos a elaborar tu Plan de Carrera personalizado. Una herramienta con la que alcanzarás tus objetivos profesionales.

¿Sabías que la mayoría de las personas pasa una media de 10 años trabajando? Toda una eternidad, hasta para el más productivo de los mortales. Para evitar la frustración de una carrera profesional que no nos satisface, es fundamental unir trabajo con realización personal. Disfrutar intensamente con lo que hacemos. Y, cuando no lo conseguimos, trabajar duro para cambiar.

En la mayoría de los casos, ser feliz implica un cambio de dirección. Nosotros lo llamamos Plan de Carrera. Un proceso que consiste en definir la situación futura a la que deseamos llegar, estableciendo objetivos y estrategias.

1. AUTOEVALUACIÓN:

Cada cambio profesional comienza con una foto lo más realista posible de nuestra situación actual. Sé honesto y reflexiona sobre el punto del camino en que te encuentras.

Dirígete a la cocina y prepara una buena taza de café mientras respondes a estas preguntas:

 

  • ¿Qué te hace realmente feliz?
  • ¿Qué te produce frustración?
  • ¿Qué es lo que los demás valoran más sobre ti?
  • ¿Qué es para ti el éxito?
  • ¿Qué te apasiona hacer?
  • ¿Qué otros talentos ocultos dirías que tienes?

Sólo entonces descubrirás qué aspectos de tu trabajo te gustan más y cuáles te gustaría cambiar. Qué tareas te desagradan o qué deberías cambiar para sentirte mejor.

2. ELABORA UN PLAN

Seguramente existe más de una opción profesional perfecta para ti, aunque algunas parezcan más inalcanzables que otras. No te aceleres pensando en infinitas posibilidades. Comienza por el principio, visualizando en tu mente una imagen de tu futuro yo: ¿cómo te ves dentro de unos años? Y lo más importante, ¿hasta dónde te gustaría llegar profesionalmente?

¿Sabes lo que quieres hacer realmente?

 

  • Quiero comenzar mi propio negocio
  • Me gustaría ser promocionado dentro de mi propia empresa
  • Necesito probar algo nuevo.
  • Me gustaría realizar mi sueño.
  • Quiero estudiar

Ser fiel a uno mismo y a tus verdaderas necesidades es importante. Pero pasar a la acción lo es mucho más. Para saber a qué te vas a enfrentar exactamente, desarrolla el mejor y el peor escenario del nuevo camino que vas a emprender. Ahora, responde a esta pregunta: ¿qué se interpone en tu camino?

3. ESTABLECE TUS OBJETIVOS PROFESIONALES

Crear una lista de objetivos profesionales, tanto a corto como a medio plazo, te ayudará a conectar con tu futuro profesional soñado. Deben ser objetivos reales, teniendo en cuenta tanto tus fortalezas como tus debilidades. Tus intereses, competencias y habilidades.

Antes de redactar esta lista, contesta a estas sencillas preguntas:

 

  • ¿Tu actual empleo te ofrece las oportunidades y la experiencia que realmente te mereces?
  • ¿Hay cursos a los que te puedes apuntar o grupos que pueden ayudarte a conseguir tus metas? Lleva a directorio de cursos y networking.
  • ¿Con qué perfil de profesionales debes relacionarte para conseguir tus objetivos?

4. HABLA CON UN SUPERIOR, UN COACH O UN MENTOR

Muchas personas a las que admiras han pasado por el mismo proceso que tú. En vez de intentar hacer las cosas en solitario, ¿por qué no pides ayuda? Encontrarás a más gente dispuesta a ayudarte de lo que en un principio crees.

 

  • Organiza una reunión con tu jefe. Un verdadero líder invertirá tiempo y recursos en ayudarte a crecer profesionalmente.
  • Identifica a un posible mentor y trata de conectar con él. Puedes dejarle un mensaje en Linked In para proponerle una entrevista.
  • Contrata los servicios de un Coach profesional. Si no es posible, aprende técnicas de coaching y motivación por ti mismo.

Recuerda: Un cambio de carrera requiere un cambio psicológico. Para conseguirlo, necesitarás la experiencia de un experto.

5. AFRONTA TUS MIEDOS

El miedo es el único obstáculo que te impide llegar a ser la persona en la que te quieres convertir. ¡Cuidado con las excusas que te paralizan!

No tengo tiempo
Estoy demasiado agobiado por las preocupaciones económicas como para cambiar las cosas
¿Qué pensará la gente?
Ya soy demasiado mayor. Es demasiado tarde para un cambio profesional.
Creo que no soy tan bueno para conseguir el cambio que necesito.

Deja tus miedos a un lado y contesta: ¿qué harías realmente si no tuvieras miedo?

6. INVIERTE EN TUS NUEVAS HABILIDADES

Un Plan de Carrera requiere que aprendas nuevas habilidades o que refresques las que ya tienes. Muchas de las medidas específicas para conseguir tus metas tienen que ver con planes de formación.

 

  • Investiga cuales son las habilidades más valoradas en tu sector.
  • Identifica carencias en tus competencias y habilidades profesionales.
  • Busca cursos prácticos y de calidad que te ayuden a conseguir las competencias profesionales que necesitas.

 

7. CONSIGUE UN NUEVO HOBBY

Hay muchas razones por las que la gente invierte tiempo y dinero en sus aficiones más allá de su vida laboral. La principal es que nos ayudan a conectar con lo que verdad nos apasiona. Y lo que nos apasiona a menudo equivale a sentirse realizado y feliz.

Si no tienes ni idea de por dónde empezar, sigue estos sencillos consejos.

 

  • Apúntate a una clase de cocina o de diseño gráfico
  • Únete a un grupo de running o prueba con el yoga
  • Escribe una novela o abre un blog
  • Aprende a hacer buenas fotografías

A menudo, un hobby puede abrirte puertas a una nueva opción profesional que no habías considerado antes. Y recuerda, una carrera respaldada por la pasión es siempre una combinación ganadora.

8. INSPÍRATE

Si tu actual trabajo te hace sentir estancado, necesitarás un extra de oxígeno en forma de inspiración. Rodéate de mensajes positivos y de la gente que de verdad te inspira.

 

  • Identifica y emula un modelo a seguir en tu profesión. Analiza sus logros y descubre cómo lo ha conseguido.
  • Escribe un manifiesto o declaración de principios que leas al menos una vez a la semana.
  • Crea un tablero inspiracional con citas e imágenes motivadoras. Utiliza un tablero de corcho, como en los viejos tiempos, o comienza a pinear como un loc@ en Pinterest.
  • Asiste a charlas y talleres. Si no puedes, busca la motivación que necesitas entre nuestros expertos o descubre todo el potencial de la palabra en las charlas TED y sus “ideas dignas de ser difundidas”.

9. COMPROMISO

Elimina las excusas y pasa a la acción. Nada cambiará realmente hasta que completes el siguiente nivel. Tendrás que tomar las decisiones que parezcan más correctas en cada momento, aún a riesgo de equivocarte. Eso sí, la vida está llena de puntos de giro. Con decisiones complicadas que seguramente no te esperas.

¡Que el miedo no te paralice! La seguridad absoluta simplemente no existe.

 

  • Comprométete con esta transformación. Asegúrate de que tu nivel de compromiso no decaiga
  • La habilidad para anticipar y conseguir el cambio mientras navegas por esta apasionante transformación será tu gran aliada.

10. REDACTA UN DOCUMENTO

Todas estas etapas te preparan para el éxito… ¡Estás a punto de embarcarte en una nueva dirección!

 

  • Redacta un documento pormenorizado con tus objetivos a corto, medio y largo plazo.
  • Establece un calendario para conseguirlos. Debes revisarlo cada cierto tiempo para analizar en qué parte del camino te encuentras.

¡Y recuerda, el secreto de la felicidad pasa por alcanzar tus metas profesionales!

BUSCA LA SATISFACCIÓN Y LA ASERTIVIDAD LABORAL.

La motivación laboral depende en gran medida de la satisfacción laboral y de la asertividad laboral, pero ¿qué queremos decir con esto exactamente?

Cuando hablamos de asertividad, hablamos de la conducta que permite a un individuo a actuar en base a sus intereses, expresar sus sentimientos y defenderse sin angustia. Todo esto sin negar los derechos de los demás. Tener una actitud asertiva implica tener respecto hacia uno mismo, ya que expresar tus propias necesidades y defiendes tus derechos, al mismo tiempo que muestras respeto por las expresiones y necesidades de los demás. Es importante que una persona asertiva conozca cuáles son las responsabilidades que surgen de expresar sus sentimientos. En resumen, una persona asertiva está satisfecha con su vida laboral y social y tiene la confianza suficiente para cambiar cuando no se encuentra satisfecha.

La asertividad está relacionada con la satisfacción laboral, ya que una persona satisfecha en su trabajo es una persona que ha aprendido a tomar la iniciativa y a ejercer influencia sobre los aspectos que le disgustan, logrando un mayor control sobre lo que le afecta. En resumen, una persona satisfecha en el trabajo expresa aquello que le incomoda y es capaz de esforzarse en buscar soluciones.

TEST MOTIVACIÓN LABORAL

Realiza nuestro TEST DE MOTIVACIÓN LABORAL, pincha aquí.

SATISFACCIÓN LABORAL

La satisfacción laboral es el nivel de conformidad que una persona empleada tiene respecto a sus condiciones laborales y su entorno de trabajo. La satisfacción laboral es algo fundamental pues influye directamente en el rendimiento y la productividad del trabajador y por lo tanto, en la evolución de la empresa.

¿Qué factores influyen positivamente en la satisfacción laboral?

Una mayor satisfacción laboral viene dada, normalmente, por: continuos retos, remuneraciones equitativas, buenas condiciones de seguridad e higiene, tareas que sean estimulantes intelectualmente, posibilidades de promoción y, por supuesto, buena relación con los compañeros y los jefes.

Además, influye factores como: fomentar la relación entre los trabajadores, ofrecer una buena formación, promoción del trabajo en equipo, disponer de un sistema de incentivos. Sin olvidar disponer de espacios de descanso.

¿Qué factores influyen de forma negativa en la satisfacción laboral?

También encontramos factores que influyen de forma negativa y llegan a provocar insatisfacción laboral entre los empleados. La insatisfacción laboral tiene como consecuencias: empleados que no tienen sentimiento de pertenencia, disminuye la calidad de su trabajo y pérdida de talentos para la empresa.

Los factores que fomentan la insatisfacción son por ejemplo: un salario bajo (que el empleado perciba que no es suficiente respecto a su formación y su trabajo); posibilidades de promoción limitadas, dificultades (o incluso imposibilidad) de conciliación con su vida personal, malas condiciones de seguridad e higiene y, por supuesto, malas relaciones con sus compañeros y/o sus jefes.

¿Cómo influye la motivación?

En la satisfacción laboral influyen dos tipos de motivación: la intrínseca y la extrínseca. La motivación intrínseca es propia de cada individuo, proviene del interior. Las personas con motivación intrínseca disfrutan realizando la tarea. No sólo le motiva el objetivo que encadene dicha tarea, sino que disfruta con el proceso.

En cambio, la motivación extrínseca depende de la satisfacción exterior, que proviene de nuestro entorno. En el entorno laboral podemos decir que serían los factores que fomentan nuestra satisfacción laboral.