SUPERHÉROES Y SUPERHEROÍNAS POR NATURALEZA (I)

SUPERHÉROES Y SUPERHEROÍNAS POR NATURALEZA (I)

Superhéroes y Superheroínas por naturaleza (I)

11 años luz, esa es la distancia que nos separa del planeta habitable (Ross 128 b) más cercano a nuestro actual hogar. Os invitamos a una breve reflexión, 300 000 km/s es la velocidad máxima a la que se nos permitiría viajar en el vació del Universo y no todas las partículas que lo componen pueden alcanzarla, hasta la fecha tan solo conocemos un tipo que son capaces de alcanzarla de forma natural, los fotones, puesto que carecen de masa son partículas que al crearse ya están en su velocidad máxima, la velocidad de la Luz. Nuestra sonda más rápida viaja a unos 60 km/s, lo que significa que podríamos viajar actualmente al 0,02% de la velocidad de la Luz...retomando la distancia que nos separa del citado Ross 128 b, teniendo en cuenta nuestra actual velocidad máxima, concluimos que seria un viaje de...¡¡55000 años!! ¿Quién se apunta?

Introducidos en materia, analicemos la situación con mayor detalle. Es más que sabido que la Tierra dejara de ser nuestro idílico hogar, dos versiones refuerzan este axioma. La primera tiene como eje central nuestra estrella, el Sol, en su envejecimiento tiende a convertirse en una Gigante Roja, lo que hará que la zona habitable en nuestro sistema planetario se desplace hacia Júpiter y Saturno, engullendo por el camino a nuestro pequeño planeta natal. Es decir, dentro de unos 1750 millones de años y antes de que nuestra estrella llegue a cumplir con su destino, la Tierra dejara de ser habitable, siendo abrasada por un Sol creciente, totalmente evaporada el agua y con una descompuesta atmósfera bombardeada por una cantidad insoportable de radiación...en ese momento, lo que un día fue vida pasara a convertirse en polvo errante, habitando una estéril roca orbitante. La segunda versión no nos deja tanto margen de maniobra, según las predicciones de uno de nuestros científicos más brillantes de toda la historia (Stephen Hawking), el mundo morirá en 200 o 500 años. El físico británico calculó la fecha, pero no el cómo: en varias ocasiones se refirió científicamente a bolas de fuego, muerte de la raza humana por Inteligencia Artificial, guerras nucleares, cambio climático y agotamiento de la Tierra...ya sea por esta última u optando por la versión más a largo plazo, si o si, tendríamos que buscar un nuevo planeta que habitar.

55000 años de viaje espacial, aún suponiendo una mayor velocidad de desplazamiento (200 km/s) como la que se le vaticina a la futura sonda Solar Probe Plus que sera lanzada este Agosto directa a nuestra estrella para así estudiarla y conocerla más “íntimamente”...el viaje al planeta con mayor porcentaje de habitabilidad mas próximo es inviable, menos aún suponiendo que debiéramos evacuar a toda una colección de formas de vida entre las que nos encontramos...esto supone contar con una super-flota espacial que, lo más probable, nunca seamos capaces de construir.

¿Y ahora qué?

No esta todo perdido, aunque debemos actuar con responsabilidad y ser más conscientes de la situación. Para comenzar, pongamos aún más pegas a una supuesta - pero necesaria - super-migración planetaria. Si pensamos en los miles de años que nos costaría llegar a Ross 128 b el cual órbita dentro de la zona habitable interna de la enana roja Ross 128 perteneciente a la constelación de Virgo que, como ya hemos citado, es el planeta habitable más cercano descubierto hasta la fecha (que no el único)...surgen diferentes problemas a solucionar...por nombrar alguno, debiéramos mandar una generación que no sería la que colonice el citado planeta, por lo que la supuesta super-flota interestelar debería contar con todo lo necesario para que varias generaciones crezcan (superando los desconocidos efectos de la reproducción y evolución en el espacio) y transmitan los conocimientos necesarios, a la vez de ser capaces de generar nuevos, para sobrellevar la misión durante el milenario viaje y por fin colonizar de manera efectiva un nuevo hogar...no parece nada fácil, y desde luego seria un viaje lleno de incertidumbres...

Tan solo centrando la atención en esta remota posibilidad, vemos la gran cantidad de variables que entran en juego por lo que en las siguientes entregas trataremos de analizar con mayor extensión múltiples problemas que plantea nuestra supervivencia pero también posibles soluciones...por el momento tenemos una importantísima misión; cuidemos y amemos a nuestro increíble planeta Tierra, un lugar habitado por Superhéroes y Superheroínas destinados a explorar y aprender del magnánimo Universo.


Te puede interesar...


No Comments

Post a Reply